5/30/2015

Primera Despedida

Como lo prometido es deuda, aquí os traigo la continuación de la entrada "Mis Mejores Amigas..." (si no lo habéis leído pinchad aquí para echarle un vistazo antes de continuar).
Pues mi intuición tampoco falló esta vez, a las 6:30 Sara y María picaron al timbre, confieso que en ese momento me apeteció matarlas, pero poco a poco comencé a comprender porque era necesario despertarme tan temprano...
Emprendimos la marcha sin saber a donde me dirigía, por mucho que intentaba fisgonear no era capaz a relacionar ningún detalle, la única pista que logré conseguir a cerca de lo que ocurriría durante mi primera despedida de soltera fue que Sara dijera: "hablaste de tu miedo el agua, pero no comentaste nada de alturas...", ingenua de mi, lo primero que se me vino a la cabeza fue que me tirarian en paracaídas.
Tras escasas horas de viaje en coche, llegamos a una especie de nave,esta tenía un avión dibujado en la puerta, fue cuando pesé ¡qué lista qué soy, lo que yo pensaba, estas me tiran en paracaídas fijo! Hicimos trasbordo a otro coche conducido por un extraño cómplice, el cual se rió de mi todo lo que quiso y más. De repente María sacó de algún lugar una bolsa con algo para mí, ella también es scrapera empedernida, y me había echo un mini álbum para documentar todo lo que pasaría en los próximos  cuatro días. Al abrirlo me quedé alucinada, completamente sin palabras... llegábamos con el tiempo justo (de ahí el levantarme a las 6:30 de la mañana), por lo que no me dio ni tiempo a digerirlo, en cuestión de minutos estaba metida en un avión con destino Londres. Es que cuando os decía que las mejores amigas del mundo las tenía yo,  era por algo... 
Por cierto, el extraño conductor que me tomaba el pelo, era el chico encargado de llevarnos desde el parking al aeropuerto, no el paracaidista, y como podéis suponer, él estaba informado de todo...
Estos días dieron para mucho, no paramos ni un segundo, y yo con mi midori scrapero en mano atrás y adelante. Os tengo que confesar que lo que es escribir, no tuve tiempo a escribir una palabra, pero si que me fue muy útil a la hora de ir guardando los recuerdos en su orden exacto. En otras ocasiones, ya de vuelta, al ponerme manos a la obra, me encontraba perdida entre un montón de tickets, billetes de avión, mapas y demás documentos desordenados, con lo cual perdía un montón de tiempo en clarificarlos. Recordareis que en los cuadernillos interiores había un montón de bolsillos destinados a tal fin. Así que nada mas llegar a casa solo tuve que hacerme un café y ponerme a escribir todo lo que habíamos hecho durante nuestra maravillosa estancia en Londres.


Y por último quedaba lo mejor de todo, la decoración, en esta ocasión, opté por no poner detalles con volumen, ya que como podréis imaginar soy una obsesiva recolectora de papelitos y si el midori sigue engordando voy a tener que terminar haciendo uno para cada despedida, y esa no era mi intención inicial. 


Y hasta aquí puedo leer... dentro de este midori se quedarán opiniones, anécdotas, lugares, emociones y alguna que otra barbaridad, en definitiva, unos de los momentos mas importantes para mi. 

No se si para vosotras este viaje significa lo mismo que ha significado para mí, lo que si se es que cada una se lleva algo que nos hará recordarlo para siempre. 


6 comentarios:

  1. No se relaje mucho señorita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo o Anónima?? ja, ja... me temo que pronto nos veremos las caras.

      Eliminar
  2. Ohhhhh, para mi fueron unos días inolvidables, y también espero que lo disfrutases tanto como nosotras lo preparamos :) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tanto o más, muchísimas gracias Mary!!

      Eliminar